Prevenir problemas con mi perro

Prevenir problemas con mi perro

Prevenir problemas perro

No me gustaría que mi perro tuviera problemas en la relación con perros o personas, o que no pudiera quedarse sol@ en casa o que tuviera miedos. 

Soy consciente de que cuesta mucho más esfuerzo, tiempo y dinero TRATAR LOS PROBLEMAS en vez de PREVENIRLOS pero, ¿cómo puedo prevenir estos problemas y otros?

Quédate un poco más porque te darás cuenta de que la mayoría de las personas se concentra en la prevención de los problemas en una de las muchas etapas en las que debemos trabajar por la prevención:

Prevención problemas perros

La mayoría de personas centran los trabajos de prevención de problemas en estas etapas y en este orden:

  1. Etapa de cachorros: nos esforzamos porque se habitúen a cuantos más estímulos, personas, ambientes y perros mejor. ¡Está en su etapa de socialización! ¿no?. A menudo este esfuerzo por presentar a un individuo de apenas unos pocos meses de vida el 60-80% de situaciones que queremos que experimente en su vida (coche, veterinario, personas, perros, lugares…) acaba por INUNDARLE. Es decir, que en vez de habituarse y clasificar estas experiencias como inofensivas sucede todo lo contrario. ¿Debemos socializar a nuestro cachorro? SÍ, pero con medida y sentido común, prestando atención a su lenguaje y señales de estrés.
  2. Adolescencia: nos esforzamos por ir proporcionando libertad, interacciones y por entrenar con nuestro perro. Sin embargo ya no me presta la atención que me prestaba cuando era cachorro. ¿Qué ha sucedido? Pues nada que no le ocurra a la mayoría de los adolescentes. Su interés por vivir nuevas experiencias, ponerse a prueba, buscar nuevos referentes, interactuar con otros que no seas tú… ha aumentado. ¿Entonces qué problemas te aconsejo que prevengas en esta etapa? Los que ya están teniendo lugar: los conflictos en vuestra relación. Esta etapa será un pulso a esa relación, pero si esta no se sostiene y se refuerza de nada sirve trabajar en la prevención de otros problemas. No podrás ayudarle si no confía en ti.
  3. Madurez: en realidad en esta etapa tendemos a relajarnos. Convivimos con un perro adulto con el que “más o menos” nos entendemos y nos acomodamos. Te invito a pensar en todo lo que está por venir: la edad senior. La edad de oro. Una etapa en la que los procesos de dolor y posibles enfermedades hacen su aparición. Chequea anualmente a tu perro con una analítica completa para vigilar que todo siga en orden. Por otro lado, tu perro previsiblemente comenzará a perder facultades a nivel sensorial (vista, oído…) e incluso a nivel cognitivo (memoria, orientación,…). Continúa proporcionándole estimulación mental y sensorial, adapta su entorno a su nueva realidad. Es un fastidio para él saber que ya no puede hacer lo que antes hacía. Por eso intenta que lo note lo menos posible adaptando su vida.

Prevenir problemas con mi perro

Lo que pocas personas hacen por prevenir problemas con su perro:

  1. Desarrollo prenatal: nuestras más tempranas experiencias comienzan a condicionar nuestro futuro, incluso cuando estamos en el interior del vientre de nuestra madre. Por ejemplo: algunas perras gestantes no disponen de alimento suficiente, por lo que desarrollan tasas metabólicas más lentas y de ese modo poder sobrevivir. Como consecuencia muchos cachorros pueden heredar esos metabolismos y tener tendencia al sobrepeso toda su vida. O quizá esa falta de alimento genere en la madre altos niveles de cortisol en sangre (hormona del estrés) que acaba transmitiendo a los fetos. ¿Puede afectar esto a posibles miedos o desarrollo de enfermedades? Más de lo que pensamos. Ser conocedor de estas experiencias es importante para saber cómo podemos ayudar a nuestro perro.
  2. Antes de vivir con el perro: sin duda este es un gran punto de prevención en el que pocas familias se detienen. Tomar una decisión basada en criterios acertados para maximizar las posibilidades de formar un gran equipo lleva tiempo. La buena noticia es que existen profesionales especializados que pueden echarte un cable y guiarte en esta decisión de manera individual.


Asesoramiento en la búsqueda de mi peludo

Prevenir problemas con mi perro

3 comentarios en “Prevenir problemas con mi perro”

  1. Hola! Me gusta mucho tu forma de pensar y transmitir. Considero que es muy necesario, puesto que cada vez más personas cambian el chip y valoran y aprenden sobre la comunicación canina y la convivencia familiar respetuosa. Sin embargo, me gustaría conocer tu opinión sobre la adopción cuando es visceral, no premeditada. Mi perrita se murió hace unos meses y tenía claro que iba a adoptar a otro peludito en cuanto estuviera preparada, pero sí que tuve un flechazo con un podenquillo de una protectora y nos lanzamos a por él. Yo pensaba que era mezcla y que tenía unos cinco meses pero resultó ser más pequeñito y podenco andaluz puro. Con lo que me encontré fue con un perrito que no conocía nada sobre las casas, los paseos, los ruidos y super enérgico y sensible. Es un perro de 10 y yo quiero ser un 10 también para él, por lo que en tres meses que llevamos con él ha superado muchísimas cosas con mucha dedicación, respeto, observación y confianza. Yo no quiero buscar problemas donde no los hay, lo veo muy feliz y me gusta su carácter y su forma de ver el mundo. Lo que quiero decir y perdón por haberme enrollado es que si nosotros estamos dispuestos a adoptar de por vida y cargar con su mochila, trabajando en lo que se pueda para que tenga una vida lo más bonita con una familia y amor incondicional… por qué debería analizar tanto la adopción? La vida también trata de muchas sorpresas y por experiencia sé que los planes difícilmente se cumplen y muchas veces se dan la vuelta del todo. Hace un tiempo preguntabas qué cambiaríamos si supiéramos que nuestro perro nos sobrevive (me puso el cuerpo malo, jaja) y pensé mucho en el tema. Es algo que no podemos prevenir ni cambiar, mi respuesta es que voy a escribir sobre él para que lo entiendan lo mejor posible y le enseño una buena convivencia para poder darle alguna posibilidad de que alguien lo acepte y lo cuide hasta el fin de sus días… ojalá, no? Muchas gracias por darme la oportunidad de escribirte, saludos!

    1. ¡Saludos María! Ser consciente de toda la información precisamente hace que esa adopción sea mejor para el perro que tiene dificultades. No conocer sus dificultades podría ponerle en situaciones más complicadas todavía: podría ocurrir que una familia que no está preparada o no tiene el compromiso necesario lo adoptase y no lograse brindarle el apoyo que realmente necesita. Es imposible conocer toda la información sobre alguien sin convivir con ese alguien, pero cuantos más datos sepamos más capacidad de apoyo tendremos. Mi punto es ser consciente para ayudar. Y si crees que no estás preparado para ayudar a un perro con esas dificultades, realmente el mejor favor que puedes hacerle es no llevártelo a casa. No sé si te referías a esto 😉

      1. Gracias por tu respuesta! Sí, es verdad que es muy importante y ojalá más personas lo hicieran…como decías en tus historias no hay que dejar de cuestionarse. En mi caso me esfuerzo mucho en todas mis relaciones para poder llevar una vida en familia lo más bonita posible. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat Whatsapp
¡Hola! Soy Paula, La Perropeuta 👋
¿Necesitas que te eche una pata?
Pregúntame lo que quieras sin ningún tipo de compromiso, para eso estoy aquí 😊
Horario: L-V 9h a 20h / S: 10h a 13h